Horario Parroquial

Misas

Lunes a Sábado:
8: 00 am y 6:30 pm

Domingos y Festivos:

8:00 am, 9:30 am,
11:00 am y 12:30

6:30 pm, 8:00 pm

Confesiones

Lunes, Miércoles, Viernes:
7:45 am - 8: 15 am

Martes, Sábado:
6:00 pm - 6:30 pm

Oficina

Lunes a Viernes

8:30 am - 12:00 m

2:30 pm - 5:00 pm

Adoración al Santísimo

Lunes - Viernes:

7:00 am - 6:00 pm

Domingo 5° de Cuaresma

 

Este es prácticamente el último domingo de cuaresma; dentro de ocho días celebraremos el Domingo de Ramos y el inicio de la Semana santa.  Es propio de los domingos de cuaresma, que la lectura del evangelio corresponda a un pasaje que nos revela de manera especial la identidad y la misión de Jesús.  Él nos habla hoy del significado de su muerte en la cruz y de su actitud ante ella.

DOMINGO DE CUARESMA 

 

La Iglesia nos propone en este domingo un pasaje del evangelio según san Juan, que a mi juicio condensa en pocas frases el significado y el contenido de la obra de Dios a nuestro favor por medio de Jesucristo. Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Esa frase expresa el origen de nuestra salvación: es el amor de Dios por nosotros. Expresa el contenido de la salvación: que quien cree en Jesucristo tenga la vida eterna que vence la muerte. Expresa el significado de la misión de Jesús: él es el Hijo de Dios, entregado a la muerte en la cruz y levantado a la gloria por la resurrección. Quien pone la fe en él, es levantado con él también a la vida eterna, desde ahora y para siempre. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él. 

DOMINGO DE CUARESMA

 

Los domingos de cuaresma la Iglesia nos propone siempre dos temas. En el evangelio nos presenta a Jesús en una de las escenas significativas de su vida y ministerio. Pero en la primera lectura nos recuerda algún episodio importante de la historia del pueblo de Israel. En este tercer domingo de cuaresma, hemos escuchado en el evangelio el relato de la expulsión de los mercaderes del templo de Jerusalén y en la primera lectura la proclamación de los Diez Mandamientos de parte de Dios.

Domingo 2° de Cuaresma

 

Al inicio de la segunda semana de cuaresma, la liturgia nos presenta cada año el relato de la transfiguración de Jesús.  Es como el contrapeso al relato de la prueba a la que fue sometido Jesús; relato que escuchamos el domingo pasado.  También es una narración que anticipa la pascua, el término del camino cuaresmal.  Jesús que se transfigura ante sus discípulos y ante nosotros que escuchamos el relato, nos da un anticipo de la gloria de su resurrección. 

Domingo 1° de Cuaresma

 

El evangelio del primer domingo de cuaresma es siempre un relato de las tentaciones de Jesús en el desierto.  La narración de san Marcos que acabamos de escuchar es escueta, es breve.  El Espíritu que Jesús ha recibido en el bautismo, lo impulsa a adentrarse en el desierto, lugar donde Israel fue probado también en su fidelidad.  Allí permanece cuarenta días, lapso de tiempo necesario para que un proyecto se realice a cabalidad.  El evangelista no dice que ayunara durante ese tiempo, sino que Satanás lo tentaba, lo ponía a prueba, durante el tiempo que allí estuvo.  Parece que es algo que se prolonga durante todo el tiempo de cuarenta días.  Por lo tanto fue una prueba cabal, plena, radical.  Como Satanás es el adversario de Dios, se puede suponer que Satanás trataba de desviar a Jesús de su misión, que acababa de recibir en el bautismo con el don del Espíritu.  El evangelista no nos dice por qué medios Satanás puso a prueba a Jesús.  Pero él salió victorioso de la prueba, pues de inmediato comenzó a anunciar el evangelio del Reino.  Si lo que pretendía Satanás era desviarlo de su propósito, evidentemente no lo logró. 

 
VATICANO CELAM GUATEMALA CLAR AGUSTINOS RECOLETOS JAR AGUSTINIANO RADIO MARIA