Horario Parroquial

Misas

Lunes a Sábado:
8: 00 am y 6:30 pm

Domingos y Festivos:

8:00 am, 9:30 am,
11:00 am y 12:30

6:30 pm, 8:00 pm

Confesiones

Lunes, Miércoles, Viernes:
7:45 am - 8: 15 am

Martes, Sábado:
6:00 pm - 6:30 pm

Oficina

Lunes a Viernes

8:30 am - 12:00 m

2:30 pm - 5:00 pm

Adoración al Santísimo

Lunes - Viernes:

7:00 am - 6:00 pm

Domingo 15° Ordinario

 

Las lecturas de este domingo orientan nuestra reflexión en torno dos puntos.  El primero de ellos es la continuidad de la misión de Jesús en la de sus apóstoles.  Jesús los envía con el mismo encargo que él había venido a desempeñar.  Ese encargo se centra en una tarea: Jesús les dio poder sobre los espíritus inmundos.  El evangelista nos comenta después que los discípulos se fueron a predicar el arrepentimiento.  Expulsaban a los demonios y ungían con aceite a los enfermos y los curaban.  Esa expresión, “expulsar demonios”, nos resulta extraña. 

Domingo 14° Ordinario

 

El relato de la visita de Jesús a Nazaret nos deja perplejos. ¿Cómo es posible que sus propios paisanos y su familia fueran los más reacios a acogerlo a él y su mensaje?  Después de un tiempo de ministerio, Jesús vuelve a Nazaret, donde se había criado y había crecido.  La fama de Jesús ha llegado hasta ellos.  Llega el hijo famoso del pueblo.  Acuden a la sinagoga el sábado y escuchan sus enseñanzas.  Sus paisanos reconocen que hay algo extraordinario en las palabras de Jesús, pues se preguntan: ¿Dónde aprendió este hombre tantas cosas?  También reconocen que Jesús actúa con un poder y una autoridad fuera de lo cotidiano, pues también se preguntan: ¿De dónde le viene esa sabiduría y ese poder para hacer milagros? 

Domingo 13° Ordinario

 

Las lecturas de hoy nos traen un texto dramático: Dios creó al hombre para que nunca muriera, porque lo hizo a imagen y semejanza de sí mismo; mas por envidia del diablo entró la muerte en el mundo y la experimentan quienes le pertenecen.  Nos inquieta ese final.  A primera vista, parece que la muerte la experimentan todos, y no solo los que pertenecen al diablo.  La muerte la experimentan todos, hasta el mismo Hijo de Dios la padeció. 

Domingo 12° Ordinario

 

Acabamos de escuchar la lectura del relato de cómo Jesús calmó la furia del viento y la fuerza del mar con su palabra.  El relato concluye con una pregunta que se hacen sus discípulos: ¿Quién es este, a quien hasta el viento y el mar obedecen?”  Curar enfermos y expulsar demonios eran sin duda signos de que Jesús actuaba con un poder especial.  Pero apaciguar una tormenta con solo una orden pone de manifiesto que en Jesús actúa el poder creador de Dios.  Los discípulos plantean la pregunta, pero no la responden.  Dejan que seamos nosotros los lectores los que lleguemos a la conclusión.  Ese al que el viento y el mar obedecen es el Señor que los creó.

Domingo 11° Ordinario

 

En el evangelio Jesús cuenta dos parábolas, y en la primera lectura, Dios expresa sus propósitos a través de otra parábola parecida.  La parábola de la semilla que crece por sí sola es propia del evangelio según san Marcos.  Describe lo que ocurre con una semilla en el campo.  El agricultor prepara la tierra, la abona, el cielo da la lluvia oportuna y el sol la luz necesaria.  Pero la semilla misma tiene una dinámica propia.  La semilla germina por sí sola, echa el primer brote, crece el tallo, salen las hojas, florece y finalmente da fruto.  Todo ese proceso es autónomo; no depende del agricultor, que solamente crea las circunstancias propicias.  Eso es lo que sucede con el reino de Dios, dice Jesús.

 
VATICANO CELAM GUATEMALA CLAR AGUSTINOS RECOLETOS JAR AGUSTINIANO RADIO MARIA